Home

Estados Unidos, (25 abril 2013).- Republicanos en el Congreso estadounidense buscan cambiar el programa de subsidios de teléfonos móviles para pobres, de 2 mil 200 millones de dólares, diciendo que está plagado de fraudes y beneficia a Carlos Slim, el hombre más rico del mundo.

TracFone Wireless, empresa de Slim, recibió cerca de una cuarta parte de los fondos del programa del Gobierno estadounidense conocido como Lifeline, de acuerdo a las últimas cifras.

Hoy, un subcomité de la Cámara de Representantes realizará una audiencia para cuestionar por qué los costos del programa, pagado con cargos cobrados a los clientes, se triplicaron desde 2008.

itPCJ1x9OQVQ

Publicado en NEGOCIOS REFORMA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s