Home

América Móvil, controladora de Telmex y Telcel, y liderada por Carlos Slim, promovió una demanda de amparo para impugnar la decisión del Congreso de retrasar hasta 2014 la baja de un punto porcentual en la tasa del Impuesto sobre la Renta (ISR).

De acuerdo a los reportes regulatorios de América Móvil, su base gravable aproximada en México durante 2012 ascendió a 90 mil 400 millones de pesos, por lo que un solo punto de ISR representaría más de 900 millones de pesos, aunque el monto correspondiente a 2013 sólo se conocerá al cierre del año.

Desde 2009, el Congreso aprobó que la tasa del ISR bajara de 30 a 29 por ciento a partir de enero de 2013, para quedar en 28 por ciento ya en 2014.

Sin embargo, en el artículo 21 de la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2013, el mismo Congreso determinó que la tasa seguirá siendo de 30 por ciento este año, y dejó para 2014 y 2015 las reducciones a 29 y 28 por ciento, respectivamente.

En su reporte anual ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC), presentado el pasado 30 de abril, América Móvil informó que, de entrada, la no reducción de la tasa del ISR en México la obligó a aplicar un cargo de 156 millones de pesos a su cuenta de impuestos diferidos, que ahora es más elevada de lo previsto.

La demanda de amparo fue promovida el 11 de marzo, luego de que la empresa presentó su primer pago provisional de ISR del año ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y está a trámite ante el Juzgado Décimo Segundo de Distrito en Materia Administrativa.

Fuentes judiciales informaron hoy que América Móvil alega que se violaron sus derechos adquiridos derivados de la reforma de 2009, en la que se había anticipado que la tasa bajaría en 2013, así como la garantía constitucional a la seguridad jurídica.

También señala violaciones a derechos humanos, porque la Carta de la Organización de Estados Americanos obliga a los países miembros a mantener sistemas impositivos “adecuados y equitativos”.

Es previsible que la última palabra sobre el caso la tendrá la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pues el amparo involucra el examen de constitucionalidad de una ley federal, y los precedentes no son alentadores para América Móvil, pues la Corte ha sostenido que el Congreso tiene amplias facultades para fijar las tasas impositivas, siempre que no llegue a extremos confiscatorios.

En el reporte a la SEC, América Móvil detalló asimismo la existencia de nueve créditos fiscales fincados por el SAT a diversas filiales, los cuales se encontraban pendientes de resolución ante tribunales, y que sumaban 18 mil 289 millones de pesos.

De este monto, 3 mil 392 millones fueron fincados a Carso Global Telecom, 2 mil 365 millones a Telcel y más de 12 mil 500 millones correspondían a Sercotel, una filial poco conocida, a la que durante varios años el SAT ha señalado por no reportar correctamente sus ingresos.

Se desconoce si América Móvil se sumó a la amnistía fiscal decretada por el Congreso para 2013, que le hubiera permitido liquidar las deudas mediante un solo pago al SAT de alrededor de mil 800 millones de pesos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s