Home
  • Se espera que este lunes se publique en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la resolución por la que se pasará de 397 ASL a sólo 172.
México.- La consolidación de Áreas de Servicio Local (ASL), que se deberá concretar en dos años, volverá a enfrentar a Telmex y sus competidores por los costos que implica la modernización de las centrales, el beneficio para los usuarios y el cobro de tarifas de terminación de llamadas.

De acuerdo con analistas del sector, se espera que este lunes se publique en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la resolución por la que se pasará de 397 ASL a sólo 172, con lo cual los usuarios dejarán de pagar tarifas de larga distancia cuando se comuniquen con usuarios de zonas vecinas.

Sin embargo, más allá del proceso administrativo, el verdadero reto de este proceso radica en la reconversión tecnológica que será necesario realizar, las inversiones por parte de los operadores y el periodo de adaptación por el cual tendrá que pasar el usuario de las zonas involucradas.

Mientras que para Telmex el nombre del juego de sus competidores es “no invertir” y aprovechar su infraestructura al menor costo posible, empresas como Megacable argumentan cobros excesivos por parte de la telefónica para permitirles terminar llamadas.

El director general de Megacable, Enrique Yamuni, señaló a Notimex que “Telmex le cobra más barato a sus usuarios que lo que nos cobra a nosotros por la terminación de llamadas, dice que el país va a perder mil 500 millones de dólares pero quien los pierde es la empresa, no el país”.

Dijo que una vez que el área jurídica de Megacable analice a detalle la resolución, decidirá el siguiente paso que podría ser enviar un escrito de inconformidad a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

“Telmex sigue tratando de cobrar las áreas de acceso no igualitario y eso afecta fuertemente al consumidor, Telmex hace ofertas en zonas vecinas que nosotros no podemos hacer y eso hace un dumping de tarifas, le cobra más barato a sus usuarios que lo que nos cobra a nosotros por terminación de llamadas; eso es una práctica anticompetitiva”, indicó Yamuni.

En abril pasado, la empresa propiedad de Carlos Slim señaló en el marco de la consulta pública del anteproyecto ante Cofemer, que se requieren inversiones sustanciales en equipo y despliegue de fibra óptica que permitan hacer las adecuaciones en los enrutamientos de las llamadas hacia las centrales.

Para realizar estos cambios, subrayó, se requieren proyectos, construcción de infraestructura e implementación de equipos de gestión así como la adquisición y entrega de equipamiento por parte de proveedores multinacionales de tecnología.

“El anteproyecto no sólo conlleva la reducción de las ASL, también incide en modificar los esquemas de interconexión vigente y modifica el plan técnico fundamental de numeración para establecer que las llamadas locales deberán marcarse a 10 dígitos, lo cual tiene implicaciones y costos para los usuarios”, afirmó Telmex.

Entre éstos se encuentran los relacionados con un eventual aumento en el número de llamadas equivocadas, tiempo para actualizar directorio e incremento en las solicitudes de información para encontrar número cambiados.

En opinión del director general de Mediatelecom Policy & Law, Jorge Fernando Negrete, “la infraestructura física de la telefonía fija es muy cara y procesos como la consolidación de ASL exige cuantiosas inversiones en un segmento que además está empezando a dejar de ser negocio”.

Para el especialista, hablar del impacto económico que tendrá el plazo de 24 meses en los usuarios resultaría inexacto, porque no se proyectaría el número de usuarios que migren a la telefonía móvil en ese lapso.

“Decir que durante dos años más habrá usuarios que sigan pagando tarifas de larga distancia en tanto no se haga la consolidación de ASL puede ser una interpretación injusta por la posibilidad de que muchos de esos usuarios migren a servicios más eficientes o incluso más económicos con esquemas como El que llama paga”.

De acuerdo con estimaciones del órgano regulador, la consolidación de áreas en telefonía fija se traducirá en un ahorro de hasta mil 900 millones de pesos al año para los usuarios de este servicio.

Según la Comisión, esta regulación busca promover mayor competencia en todo el país entre los operadores al tener la posibilidad de ofrecer sus servicios en las zonas donde hoy no tienen presencia por la inexistencia de puntos de interconexión.

Con ello, los usuarios de las áreas consolidadas podrán tener ahorros directos no sólo porque las llamadas entre las poblaciones cercanas serán cobradas con tarifa local, sino porque con este programa de reducción de ASL se promueve el desarrollo de una competencia más equitativa.

Para el analista Ernesto Piedras, los dos años que fijó la Cofetel significa un periodo en el que los usuarios padecerían los elevados costos de la larga distancia nacional.

“Aunque en realidad este proceso pudiera hacerse prácticamente de manera inmediata; esperemos que el nuevo organismo regulador imprima el sentido de urgencia que el bienestar de los consumidores requiere”, subrayó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s